Videos

CUSTODIO DE IDENTIDAD CULTURAL EN LA FRONTERA

by Admin

MUSEOS DEL PARAGUAY La casa museo de Sacha Cardona, en Pedro Juan Caballero, guarda reliquias que fortalecen la identidad cultural del Paraguay en la frontera con Brasil. Una camisa del Mariscal López, el abanico de Madame Lynch, pinturas y muebles de antaño conforman el rico acervo privado. Un ropero de principios del siglo XX, convertido en vitrina, deja ver un abanico que perteneció a Madame Alicia Elisa Lynch, en la entrada misma de la casa museo de Sacha Cardona (33), en el centro de la ciudad de Pedro Juan Caballero. El elegante accesorio que lucía en sus manos la pareja sentimental del Mariscal Francisco Solano López para refrescarse en las tardes y noches calurosas es de factura europea. Tiene pintada una escena romántica, varillas de nácar y adornos de plata. Tras los vidrios del exhibidor se aprecian también una campanilla de mesa que era de Rafaela López de Bedoya, un botón en metal dorado hecho en París con el escudo nacional para el uniforme del Mariscal López y una camisa suya con diseños bordados. En el mismo espacio se ubican una ventana colonial de una casa demolida en Pilar (Ñeembucú), un candado que aseguraba la puerta de la quinta de Trinidad de Don Carlos Antonio López y algunas fotografías que recuerdan el pasado de la capital del Amambay. Enmarcada y colgada en la pared, una serie de tarjetas postales antiguas registra mensajes que enviaban o recibían las familias tradicionales del lugar. La segunda sala expone un trinchante de estilo neoclásico con tapa de mármol que contiene lozas inglesas para el té, juegos de soperas y un colador de plata. Al lado, una vitrola inspira en silencio las melodías que sonaban en las casas de clase alta. Arrinconadas están las puertas de la casona que habitaba Ricardo Pockel, el organizador de la comunidad. El hombre fue en 1910 el primer presidente comunal y en su administración se trazaron las calles y se habilitó el alumbrado público con faroles a querosén. Hay además un paragüero y el retrato de la elegante dama de sociedad Dolores Celada viuda de Álvarez, esposa del capitán Ramón Álvarez Quintana, quien fue auxiliar del Gral. José Eduvigis Díaz. El militar había llegado a Cerro Corá con el Mariscal López y una vez finalizada la Guerra del 70, retornó a su hogar de Caapucú. En 1914 sus descendientes se afincaron en Pedro Juan Caballero. La tercera sala expone objetos de época relacionadas a la vida cotidiana de antiguos pobladores, pinturas contemporáneas de Burt, Migliorisi, Colombino, Edith Jiménez y del artista local Julio César Ávalos. Figuras épicas del Mariscal López y Madame Lynch hechas por Federico Caballero llaman la atención de los visitantes, al igual que un paisaje, obra de Ignacio Núñez Soler. Elementos de la Guerra del 70 y la biblioteca ocupan el cuarto salón. Una vitrina expone restos de espadas, espuelas, balas de cañones, botones de uniformes, botellas y fragmentos de porcelanas de Tuyutí. Una cruz de hierro forjado del cementerio de Paso Pucú completa la colección ligada a la Guerra de la Triple Alianza. Como curiosidad hay una sopera de loza del Mariscal José Félix Estigarribia y una cabeza de querubín tallada en madera. Cantidad de libros, documentos manuscritos firmados por el Mariscal López, el emperador del Brasil Pedro II y fotografías originales de personalidades del vecino país y del Paraguay hacen parte del rico acervo de la colección Cardona.