Economía y Finanzas Consultora estima un crecimiento económico más moderado

Economía

by Admin 33 views -

 

El equipo de análisis de la consultora CPA Ferrere realizó ayer la presentación de sus perspectivas económicas tanto para la región como para el Paraguay; en la que pusieron un énfasis principal sobre los efectos de los shocks externos que están impactando en los principales motores de la economía nacional.

El economista uruguayo Alfonso Capurro señaló que el periodo expansivo de la economía mundial ha terminado y que las principales potencias, empezando por Estados Unidos y los países de la Unión Europea se están desacelerando.  En el caso de la nación norteamericana, el anuncio de que las tasas de referencia de política monetaria no subirán más se da luego de que en noviembre del año pasado, aparecieron señales de agotamiento económico.

 

La política del presidente norteamericano Donald Trump de bajar los impuestos para estimular la inversión no prendió debido a que los agentes, principalmente de sector industrial, tienen incertidumbre sobre eventuales ajustes fiscales dado el alto nivel de deuda pública y los compromisos que para mantener las políticas sociales de ese país.

De igual modo explicó que en la zona Euro, el ritmo económico de potencias como Alemania, Francia e Italia ha sido negativo en los últimos trimestres lo que obligó al banco central europeo a ajustar sus tasas de referencia. “La buena noticia para los países emergentes (como Paraguay) es que hay menos presión para emitir deuda”, destacó.

COMMODITIES

Los precios de las materias primas han mostrado recuperación en los últimos meses, sin embargo, no compensan la caída reportada el año pasado.  Por ejemplo, en el caso de la soja el valor cayó 7% pero su recuperación fue de apenas 3%; mismo escenario para los demás rubros agrícolas en general cuyos precios bajaron 11% en 2018 y han repuntado apenas un 1%.   En el caso del petróleo, el valor del barril si bien cayó en un 20% la recuperación en el precio ha sido de en un 25%, lo cual, para un país netamente importador como Paraguay tiene incidencia.

Pese a estos factores negativos, lo que Capurro destacó es que desde el punto de vista financiero el anuncio de que la FED ya no subirá sus tasas libera la presión que estaban sufriendo las monedas en la región respecto al dólar americano.  La expectativa es que las mismas ya no sufran los niveles de depreciación que se observaron el año pasado.

LA REGIÓN

A este escenario internacional se debe sumar el contexto regional que impacta sobre la economía paraguaya, con un Brasil del que si bien se espera tenga un crecimiento positivo sería apenas entre 1% a un 2%. La mayor incertidumbre para los agentes es sobre la reforma al sistema de pensiones que tiene que realizar el Gobierno de Jair Bolsonaro y, para el cual, no cuenta con los votos suficientes en el Parlamento.  La deuda pública del gigante sudamericano pasó de 60% en el año 2013 a un nivel actual de 90% del PIB. “No hay evidencia de que la administración actual encuentre una vía de solución para este problema de las pensiones”, subrayó.

Con respecto a la Argentina, la economía se contrajo en un 6% en el último trimestre y, si bien hay algunas señales de recuperación en los primeros meses de este año, los signos todavía son negativos si se los compara con el mismo periodo del año pasado.  La inflación es uno de los problemas sin resolver, con un nivel interanual del 52% que obligó a la banca matriz del vecino país a elevar sus tasas de referencia hasta a un 70%.

Los analistas de CPA Ferrere recordaron que en 2011 la deuda pública argentina se ubicaba en un 40% del producto, relación que tremó a un 95% actualmente. “El 80% del mercado argentino está dolarizado, por lo que la apreciación de esa moneda impacta fuertemente en la deuda. Las elecciones presidenciales añaden más incertidumbre sobre qué política de pagos se va tener con el próximo Gobierno a ser electo entre octubre y noviembre”, recordó.

PARAGUAY

La economista paraguaya Patricia Goto explicó que, con este contexto mundial y regional, hay una presión externa fuerte que impacta en la economía local, por ello se espera este año un crecimiento de 3,5% en el PIB, inferior al 4% esperado a inicios de año, pero que aún mantiene al Paraguay como una de las economías más dinámicas de la región. “La expansión de este año va depender más de lo que hagamos internamente que de lo que pueda venir desde afuera. Las manufacturas sufren un shock que no se va revertir rápidamente y la construcción se desaceleró por el factor climático, pero esperamos que recupere algo de su dinámica”, explicó.

Dependiendo de cómo se desempeñen las economías de Argentina y Brasil en los próximos meses la proyección del PIB de Paraguay también podría ser revisada. No obstante, para el año 2020 la expectativa es positiva en un 3,9% de expansión del PIB.

Los analistas consideraron oportuno los dos ajustes a la baja que hizo el Banco Central del Paraguay en la tasa de política monetaria que quedó fijado en un 4,75% anual,  e indicaron que hay espacio para realizar al menos dos ajustes más. Con respecto al estímulo por el lado de la inversión, consideraron que esta medida contracíclica que para que tenga un efecto positivo debe ir acompañado de una mayor velocidad en la ejecución de las obras públicas.

“Por el lado del gasto vemos un crecimiento de 9%, que obligaría a bajar el ritmo de inversión para cumplir la ley de responsabilidad fiscal de un déficit máximo de -1,5%. Creemos que esa regla fiscal es muy rígida y debe ser revisada”, opinó por su lado, el economista uruguayo Gabriel Orddone.

Finalmente, los analistas económicos de CPA Ferrere consideraron que una política monetaria más expansiva si bien puede afectar levemente en el nivel de inflación, la tasa según sus proyecciones se elevaría al cierre de este año a un 4,2%, un nivel todavía dentro del rango meta anual del BCP.

 

fuente diario 5dias

Comentarios